Seguramente te habrás enfrentado a una situación en la que tienes que ‘mover’ a un grupo de personas a actuar.

Ten en cuenta que hasta Seth Godin tuvo ese problema, durante un contratiempo en un vuelo aéreo:

Godin acostumbraba realizar un trayecto en coche entre dos ciudades. Cuatro o cinco horas, ir y venir.

Un día decidió que probaría tomando un vuelo y ahorrarse varias horas al mes.

Todo bien las primeras veces… hasta que en una, el avión tuvo que tomar un desvío por niebla.

Cercano a las diez de la noche, el avión aterrizó preventivamente en Albany.

Por el altavoz, el piloto les informó que esperarían en el avión hasta al menos la una de la mañana.

A Godin le pareció absurdo esperar; estaba a menos de hora y media de su destino.

Tuvo una idea.

Sacó su móvil y se metió en la página de los alquileres de coches. Precisamente, en ese aeropuerto quedaba uno disponible y cerraban en 5 minutos.

Reservó el coche, avisó que lo esperaran, y en ese momento recordó una anécdota de Richard Branson a quien le ocurrió algo parecido:

Habían suspendido el vuelo de Branson; Intranquilo como es, de inmediato localizó un avión charter privado y lo alquiló.

Luego escribió en un cartón gigante “A los varados, tengo un vuelo charter”, y se puso a recorrer todo el aeropuerto.

Logró llenar (y pagar) su vuelo.

Godin pensó: “Puedo hacer lo mismo… total, tengo traje y corbata, tampoco es que van a pensar que estoy loco”.

Se puso de pie frente a todos, y les dijo alzando las manos:

— Señoras y señores. ¡No soy un psicópata, pero tengo tres puestos disponibles en un coche, para Albany!

No sé si sería la frase “No soy un psicópata”, pero el caso es que un total de CERO personas decidieron acompañarle.

Durante el trayecto conduciendo, se puso a pensar en qué había ocurrido en ese momento.

Entonces se dio cuenta: era una cuestión de responsabilidad.

Quienes se quedaban en el avión, podían seguir delegando la responsabilidad a la aerolínea (o al clima).

Pero quienes se fueran con él en el coche, se harían responsables de sus acciones.

Por eso es que a veces es tan difícil liderar a un grupo: sacarlos de esa inercia.

Tip: cuando quieras sacar a alguien de esa inercia, tienes que presentar el (costo de actuar) como menor al (costo de no actuar)

El grupo tiene que percibir que actuar en función a tu propuesta es la mejor decisión a tomar.

(Y por favor, nunca digas “No soy un psicópata”)

Imagina todas las empresas que necesitan que les asesores en este tema.

Puedes ser uno de nuestros Consultores en Persuasión, con nuestro Diplomado y Certificación.

Para este mes solo quedan 5 cupos; puedes aprovechar de inscribirte, en este enlace:

https://knesix.com/diplomado/

Te espero en el campus virtual,

Jesús Enrique Rosas

Puedo escribir toda una historia cuando leo tu lenguaje corporal