Tanto tu comportamiento como el de tu cliente son sometidos a un intenso escrutinio durante un juicio; pero mientras tú tienes experiencia presentando tus casos ante el jurado, tu cliente debe conocer a cabalidad las normas dentro de la sala.

Así que no escatimes en esfuerzos al educar a tu cliente en estos puntos críticos:

1. Gesticular excesivamente

Es normal que debido a la tensión, tu cliente gesticule excesivamente no solo cuando está declarando, sino también cuando escucha a quienes declaran en su contra. Esta actitud nunca es bien vista por el juez.

Es crítico que tu cliente entienda que sin importar lo que pase, mantenga la calma y controle sus gestos; es conveniente que practique previo al juicio las posibles interacciones que pueden ocurrir, e indicarle la importancia de mantener la compostura y evitar movimientos o reacciones bruscas.

Lee también: Los gestos batuta de los oradores profesionales

También debe evitar asentir con la cabeza todo el tiempo; puede que lo haga instintivamente para demostrar que quiere cooperar, pero corre el riesgo de hacerlo en un momento en el que puede ‘aceptar’ corporalmente un argumento que va en contra de sus intereses.

2. Encorvarse o encogerse de hombros

Debe recordar en todo momento mantenerse derecho y con un semblante sereno; nunca encorvarse ni encogerse de hombros, ni siquiera cuando sienta la mayor de las tensiones.

También es conveniente mantener el mentón horizontal; ni muy elevado (lo cual proyecta altanería y desafío), ni muy bajo (retraimiento y sumisión).

3. Hablar más de lo necesario

Ya te he mencionado anteriormente que una de las señales de que te están mintiendo es que se justifican innecesariamente; por eso tu cliente no debe justificar sus respuestas o sus acciones si no se lo han pedido. Si puede responder con ‘sí’ o ‘no’, que lo haga y guarde silencio. Debe saber escuchar las pregunta con atención y asegurarse de ser tan conciso como le sea posible.

Es importante que tu cliente recuerde que de no escuchar bien la pregunta, o no la entenderla; no hay ningún problema en que diga directamente que no la ha entendido o no ha escuchado bien. Que pida que se la repitan o la expresen de otra manera. Peor sería que responda algo que no es, lo que podría perjudicarle muchísimo.

4. No respetar las normas de educación esenciales

Es fundamental tratar a absolutamente todo el mundo de usted, y mirar siempre a los ojos de quien está hablando; sobre todo, nunca interrumpir ni hacer comentarios mientras alguien más esté hablando.

Esto no es negociable bajo ningún concepto.

5. Vestirse para ‘impresionar’

Es importante que esté limpio y con ropa impecable, pero no tiene que usar traje si no acostumbra a vestirte así. Es mejor una americana con camisa de botones y listo; no exagerar con la formalidad pues parecerá que se está vistiendo para impresionar.

6. Usar el móvil.

Que lo apague.

Recuerda que puedes aprender Lenguaje Corporal, Oratoria y Persuasión con nosotros; escríbenos a info@knesix.com para más información.

Subscribe to our updates and download our eBook, "90+ Body Language and Persuasion Tips"